Omite el contenido

Alquileres de lujo en The Hamptons

Encuentra y reserva alojamientos únicos en Airbnb

Los alquileres vacacionales de lujo mejor valorados en The Hamptons

Los huéspedes están de acuerdo: estas estadías están muy valoradas por su ubicación, limpieza y otros aspectos.

Chic Modern Oasis
LUXE
Villa completa · 10 huéspedes · 4 camas · 4 baños

Chic Modern Oasis

Contemporary Waterfront Paradise
LUXE
Villa completa · 8 huéspedes · 4 camas · 5,5 baños

Contemporary Waterfront Paradise

Deep Woods Dwelling
LUXE
Villa completa · 10 huéspedes · 5 camas · 6 baños

Deep Woods Dwelling

Alojamientos de lujo para todos los estilos

El alojamiento ideal para tu próxima escapada de ensueño

  • Alojamientos destacados
  • Reservas flexibles
  • Alojamientos listos para reservar

Comodidades comunes en los alojamientos de lujo vacacionales en The Hamptons

  • Cocina
  • Wifi
  • Piscina
  • Estacionamiento gratuito en las instalaciones
  • Aire acondicionado

Otros alojamientos de lujo vacacionales en The Hamptons

LUXEVilla completa
House Behind the Hedges
$3,805 por noche
LUXEVilla completa
Cobb Road Daydream
$7,828 por noche
LUXEVilla completa
Southampton Historic
$3,000 por noche
LUXEVilla completa
Quintessential Southampton Village Charm
$2,000 por noche
LUXEVilla completa
Southampton Charm
$7,000 por noche
LUXEVilla completa
Montauk Panorama
$2,473 por noche
LUXEVilla completa
Casa Cuckoo
$9,600 por noche
LUXEVilla completa
Quintessential Hampton Estate
$2,500 por noche
LUXECasa entera
Pink House
$11,667 por noche
LUXEVilla completa
Wooded Oasis in Southampton
$1,800 por noche
LUXEVilla completa
Meadow Estate
$3,500 por noche
LUXEVilla completa
Modern Home in Bridgehampton
$4,000 por noche

Todo sobre The Hamptons

¿Sueñas con unas vacaciones en los Hamptons? ¡Nosotros te ayudamos a hacerlas realidad!

El verano en Manhattan, donde las temperaturas suelen rondar los 30 ºC, puede ser muy duro. ¡Y más cuando hay que compartir espacio con otro millón y medio de vecinos! No es de extrañar que, de mayo a octubre, los neoyorquinos más pudientes huyan a los Hamptons a la mínima oportunidad para refugiarse en algunas de las propiedades inmobiliarias más caras de EE. UU. Los pueblecitos de postal que cubren el extremo oriental del South Fork de Long Island albergan las típicas casas de estilo Shingle y tienen el ambiente propio de Nueva Inglaterra. Los puestos de frutas y verduras y los sencillos restaurantes que salpican las carreteras que los conectan recuerdan el pasado agrícola y pesquero de esta región exclusiva. Las largas playas atlánticas, los inmensos viñedos y la floreciente comunidad artística de la región son otros de sus atractivos.

Arte estadounidense

La sensación de amplitud y los magníficos paisajes barridos por el viento de los Hamptons atraen desde tiempos inmemoriales a artistas de todo tipo, que ponen rumbo al este para escapar de los diminutos lofts de Nueva York y buscar inspiración. A finales del siglo XIX, los impresionistas estadounidenses establecieron aquí sus estudios y, a mediados del siglo XX, hicieron lo mismo algunos artistas, hoy famosos, de la Escuela de Nueva York, como Roy Lichtenstein y Willem y Elaine de Kooning.

Puede que el más famoso sea Jackson Pollock, conocido por sus lienzos gigantes cubiertos de salpicaduras de pintura. Si tienes pensado pasar por East Hampton, aprovecha para visitar la casa donde creó sus increíbles cuadros expresionistas abstractos. En 1945, Pollock se casó con la artista Lee Krasner y dejó Nueva York para instalarse en los Hamptons. Su hogar es ahora el Pollock-Krasner House and Study Center, y en el granero que el pintor usaba como estudio aún quedan rastros de su creatividad. El suelo está cubierto de pruebas de la creación de «Autumn Rhythm», «Convergence», «Blue Poles» y muchos de los cuadros que pintó entre 1946 y 1952.

Más al oeste, en Water Mill, el Parrish Art Museum tiene una colección de más de 2600 obras. Allí podrás contemplar desde pinturas paisajistas de inicios del siglo XIX hasta cuadros de los siglos XX y XXI, sin olvidar el impresionismo americano. Este museo lo fundó en 1898 un abogado de Nueva York, Samuel Longstreth Parrish, para exponer su colección de cuadros y esculturas del Renacimiento italiano. Inicialmente se encontraba en un edificio de finales del siglo XIX de Southampton, pero en 2012 lo trasladaron unos kilómetros a su sede actual, diseñada por Herzog & de Meuron. El imponente edificio, que recuerda a un granero, dispone de una superficie de más de 1100 metros cuadrados donde se expone la colección, integrada fundamentalmente por obras de artistas estadounidenses. El museo cuenta además con una cafetería y organiza talleres donde los niños pueden dar rienda suelta a su creatividad.

Diversión para toda la familia

En los Hamptons hay un montón de opciones para entretener a los pequeños de la casa. Hank's Farmstand en Southampton y Pumpkintown en Water Mill son dos parques temáticos con granja centrados en el maíz y en la calabaza, respectivamente. Durante el verano, podréis participar en la recogida de mazorcas, bayas y manzanas en Farmstand, donde además se venden productos locales. Con la llegada del otoño, Pumpkintown se tiñe de naranja y ofrece una amplia variedad de actividades. También podréis perderos en un maizal laberíntico, dar paseos en camioneta o en un tren tirado por un tractor, arrojar el lazo a un ternero, ordeñar vacas, asistir a carreras de patos y cerdos, y mucho más. No podéis marcharos sin probar las mazorcas asadas con mantequilla y los deliciosos dónuts de sidra. ¡Cuidado, que son adictivos!

El South Fork Natural History Museum & Nature Center es una opción educativa y entretenida para los más pequeños. Gracias a su acuario, los niños podrán descubrir la fauna marina de la zona mientras sostienen en sus manos estrellas y erizos de mar, cangrejos y buccinos. En el exterior podréis explorar los coloridos jardines de mariposas y flores autóctonas o pasear por la reserva vinícola de 16 hectáreas que rodea el museo. También merece la pena recorrer los casi 10 km del Long Pond Greenbelt, unos senderos que bordean varios estanques interconectados y se adentran en bosques y humedales repletos de plantas y animales raros.

El fruto de la vid

Los Hamptons son famosos por sus rosados, y en Long Island el sector vinícola está en plena expansión para saciar la sed de los amantes del buen vino que visitan la zona cada verano. La bodega Croteaux Vineyard, ubicada en la histórica ciudad de Southold, en North Fork, es la única del país que dedica toda su producción a la elaboración de rosados. Toma asiento en su sala de cata, que da a un bonito patio, y prueba sus caldos de inspiración provenzal. ¡Pero date prisa! Cuando vende toda la producción de un año, la bodega cierra hasta la temporada siguiente.

En tu recorrido enológico no puede faltar la Wolffer Estate & Vineyard, en Sagaponack. La finca, que en otro tiempo se dedicó al cultivo de patatas, ha recibido múltiples premios por sus vinos, que puedes degustar al aire libre mientras contemplas los viñedos. Si te acercas a la bodega un viernes, un grupo amenizará la puesta de sol con su música mientras tú disfrutas de una copa del rosado Summer in a Bottle, el espumoso Noblesse Oblige o la sidra Wolffer Cuvee. ¿Se te ocurre una forma mejor de empezar el fin de semana?

Descubre casas en alquiler para unas vacaciones de lujo en los Hamptons

Tanto si estás pensando en venir a los Hamptons en pleno verano para disfrutar de la playa y darte un capricho junto al mar (East Hampton Main Beach y Coopers Beach son un verdadero espectáculo) o estás planificando una visita en otoño para saborear los exquisitos frutos de la cosecha, aquí encontrarás una ciudad, pueblo o aldea a tu gusto.

Casas en Southampton

Para saber de primera mano cómo viven las familias adineradas de los Hamptons, elige uno de los alquileres disponibles en Southampton. Tras disfrutar de las maravillas que ofrece la zona, vuelve a tu enorme casa solariega junto al mar para relajarte en la piscina o la bañera de hidromasaje y cenar una rica barbacoa en el balcón mientras el sol se hunde en el horizonte.

Casas en Sag Harbor

El Sag Harbor que conocemos ahora no tiene nada que ver con el de sus orígenes. Este antiguo puerto ballenero que en otro tiempo se movió al ritmo que marcaba el mar alberga hoy modernos alquileres de lujo para unas vacaciones tranquilas. Da un relajante paseo entre los molinos de viento cubiertos de piedrecitas y las espectaculares dunas, déjate cautivar por las preciosas tiendas de antigüedades del pueblo o simplemente disfruta de todas las comodidades de tu alojamiento.

Casas en Water Mill

Water Mill, uno de los pueblos más pequeños, es un remanso de paz ubicado en la carretera que conecta Southampton con East Hampton, y los alquileres vacacionales de Luxury Retreats son la mejor forma de aprovechar esta serena intimidad. En ellos podrás jugar al tenis en tu cancha privada, tumbarte junto a la piscina con una copa de vino rosado o darte un buen baño de vapor.