Ir al contenido

Los mejores parques en Madrid

Parque
“A 41 minutos en coche. El bosque de la Herrería está próximo al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. En él se encuentra la ermita de la Virgen de Gracia. Está salpicado por un gran surtido de pequeños arroyos, bosque de roble melojo y fresnos y alguna presencia de arces de Montpellier, enebros y sauces. Todo ello confiere a la zona un magnífico entorno paisajístico. Cuando está en silencio sin visitantes, el bosque es ocupado por zorros, corzos y jabalíes. El lugar es de especial protección para las aves. En el siglo XVI, Felipe II ocupaba esta zona como coto real de caza. Ésta es una ruta estupenda para hacerla en cualquier momento del año: el punto de partida está cerca de Madrid (en El Escorial) y, si se hace completa, apenas se recorren 4 km. Esta ruta parte del Bosque de la Herrería y llega a la Silla de Felipe II, con una visita a la Ermita de la Virgen de Gracia. Hay un merendero en el que se puede hacer –antes o después, todo depende de si decidís hacerla por la mañana o por la tarde- una comida o un tentempié de media mañana. En cualquier caso, no olvidéis llevar agua, crema solar y una gorra (y algo de abrigo). El punto de partida es el parking del bosque de la Herrería, en la M-505, en dirección a la Cruz Verde. Según vas por la M-505, hay un paso de cebra y a la derecha está el parking. Está bien indicado como Bosque de la Herrería, Silla de Felipe II y Ermita de la Virgen de Gracia. Se deja el coche ahí y, con mucho cuidado, cruzamos el paso de cebra para llegar a una pequeña carretera asfaltada. Si la siguiéramos, llegaríamos primero a la Ermita de la Virgen de Gracia y, más arriba, a la Silla de Felipe II, pero eso no nos permitiría disfrutar del Bosque de la Herrería, así que, en cuanto entramos en la carretera asfaltada, cogemos el camino que sale a la izquierda, que es justo la entrada al Bosque de la Herrería. Desde aquí, podemos seguir ese camino central, dejando a nuestra derecha la Fuente de la Prosperidad (agua no tratada) y luego ir yendo hacia la derecha (está señalado como ruta GR-10, con banda roja y blanca) o, como hicimos nosotros, coger hacia la derecha y seguir hacia arriba, siguiendo un poco al azar los caminos que salen. De todas formas, el punto alto sigue siendo la Silla de Felipe II y no tiene pérdida. El Bosque de la Herrería está poblado de castaños, robles, fresnos y grandes rocas, ya desgastadas y cubiertas de líquenes y musgos. Sus caminos son practicables y hay muchas especies de pájaros que van alegrando la subida. Hay jara, alguna retama y un variado paisaje que se inicia, en la parte inferior, con praderas y dehesas y que, más arriba, se transforma en bosque. Pronto se tienen unas preciosas vistas del Monasterio de El Escorial y del Monte Abantos, y del resto de la sierra. Al llegar arriba, uno descubre la enorme peña que es la Silla de Felipe II, con unas escalerillas para acceder a lo alto. Un poco antes, una cafetería con terraza para darse una recompensa por el esfuerzo. Hay también algunas mesas de madera –pero pocas– en las que se puede hacer picnic.”
  • Recomendado por 3 habitantes locales
Parque
“Se pueden practicar deportes naúticos (no motor) como piragua, vela, windsurf..”
  • Recomendado por 3 habitantes locales
Nature Preserve
“Recinto con una gran colección de insectos, muy recomendable para amantes de la entomología y para familias con niños”
  • Recomendado por 2 habitantes locales